A RAPA DAS BESTAS

 

En 2008 viajé a la aldea de  #Sabucedo para realizar un reportaje fotográfico para una revista norteamericana sobre una de las más arraigadas tradiciones gallegas: A rapas das bestas.Jordi Navarro Fisas_Rapa das bestas_05Durante tres días y sus correspondientes noches –en las que el ambiente no fue menor– mantuve interesantes conversaciones con varias de las personas que concurrieron a esa edición.

Javier Quintillán presidente de la sociedad A rapa das bestas de Sabucedo e Iván Sanmartín miembro de esta misma, me comentaron que hay estudiosos que indican que A rapa es un hecho milenario procedente de la prehistoria con carácter ritual e iniciático, en base a los restos arqueológicos hallados; petroglifos en los que aparecen grabados de caballos en la piedra, que representan en algunas de sus formas, la relación hombre – caballo.Jordi Navarro Fisas_Rapa das bestas_06Añadieron, que la tradición popular explica que durante la Edad Media la  Peste Negra asoló la Comarca, y que dos hermanas de la aldea ofrecieron a San Lorenzo patrón de esta parroquia dos caballos para que las salvase de morir. La peste causaba gran mortandad y se calcula que por aquel tiempo causó más de 60 millones de víctimas en Europa.

Pasado el mal y en muestra de agradecimiento por haber conservado la vida, las dos hermanas donaron a la parroquia los dos caballos prometidos y la parroquia los dejó en libertad en los montes del entorno de Sabucedo, considerándose a estos animales de bien comunal.Jordi Navarro Fisas_Rapa das bestas_04Con el paso del tiempo el par de caballos puestos en libertad se convirtió en manada y para conservarlos en buenas condiciones, el pueblo decidió bajarlos a la aldea una vez al año para raparlos y desparasitarlos.Jordi Navarro Fisas_Rapa das bestas_03A rapa das bestas, es pues un ritual que se mantiene en las más estrictas formas de tradición histórica, cuyo proceso se inicia con la búsqueda por los montes de los centenares de garañones, potros y bestas que forman las greas dispersas, la bajada a  la aldea, el desparasitado en el curro donde “aloitadores y aloitadoras” mantienen una noble y singular lucha con los caballos utilizando únicamente sus manos y su posterior puesta de nuevo en libertad.Jordi Navarro Fisas_Rapa das bestas_07Así es como la aldea de Sabucedo situado entre los valles de Umia y de Lérez viene celebrando desde los siglos XV y XVI una de las más arraigadas fiestas gallegas, un espectáculo singular y de gran y belleza al que ya en 2007 asistían entre 30.000 y 35.000 personas, año en el que fue declarada fiesta de interés turístico internacional.Jordi Navarro Fisas_Rapa das bestas_01

A Rapa das bestas a milenari tradition

Some studies indicate that the Rapa das bestas is a tradition practiced for over a millennium, handed down from prehistory, with a ritual and
initiatory character. These studies are based on archeological finds with petroglyphs showing this unique man-horse relationship engraved in
the stone.

However, popular tradition has it that, when a terrible wave of the Black Death besieged the region during the Middle Ages, two sisters of
the hamlet of Sabucedo offered Saint Lorenzo, the patron saint of this area, two horses in exchange for saving their lives. The plague had
been ransacking Europe’s population since the fourteenth century, reducing it to only a quarter of its previous level, killing more than
60 million people and causing great devastation over the course of two centuries.

The worst passed, and as a sign of thanks the two women gave the two promised horses to the parish, which were then set free in the
mountains around Sabucedo.

Over time the two horses offered to Saint Lorenzo became a herd, and to keep them in good health the people of the village decided to bring
them down from the mountain once a year in order to rapar, or trim, their manes. The descendants of those first animals of Saint Lorenzo
today number in the hundreds, populating the mountains around Sabucedo.

Thus it is that this small town, located between the valleys of Umia and Lérez, has celebrated  since the fifteenth and sixteenth centuries
one of the most deep-rooted Galician traditions: a rapa das bestas, a ritual maintained in the strict form of historical tradition. In 2007
it was declared to be of international touristic interest for its singularity and beauty, attracting thousands of people every year (over
25,000 visitors in 2007, and in 2008 between 30,000 and 40,000 are expected). Searching for and gathering the greas scattered throughout
the mountains, bringing the animals down to the village, and watching the curro, or corral, where the aloitadores and aloitadoras sustain a
noble and singular struggle with the horses: all of these ensure that this festival, one of the oldest in Galicia, continues to be a unique
and truly remarkable spectacle.

Jordi Navarro Fisas_Rapa das bestas_02

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s